Carta del presidente de la REF a los responsables de las Escuelas Europeas

Kari Kivinen
Secretario General de las Escuelas Europeas

Giancarlo Marcheggiano
Adjunto al Secretario General de las Escuelas Europeas

Estimados señores:

Ante todo, permítanme que me presente. Mi nombre es Antonio Campillo Meseguer, soy catedrático de Filosofía y decano de la Facultad de Filosofía de la Universidad de Murcia, presidente de la Conferencia Española de Decanatos de Filosofía y presidente de la Red española de Filosofía (REF), una organización que agrupa a la citada Conferencia de Decanatos, al Instituto de Filosofía (IFS) del Centro de Ciencias Humanas y Sociales, integrado en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CCHS-CSIC), y a más de cuarenta asociaciones profesionales de todas las orientaciones filosóficas, niveles educativos y comunidades autónomas españolas.

Pues bien, les escribo en mi condición de presidente de la REF, en relación con la reforma educativa prevista en las Escuelas Europeas.

Según nos han informado varios profesores que trabajan en las Escuelas Europeas, la reforma prevista haría desaparecer las materias de Filosofía en los cursos de Ciencias y las reduciría al mínimo en los cursos de Humanidades.

En la actualidad, los alumnos de las Escuelas Europeas tienen en 6º y 7º de Secundaria (el equivalente a 1º y 2º del Bachillerato español) 2 horas obligatorias de Filosofía, que pueden ampliar a 4 si así lo desean, independientemente de que sean alumnos de Ciencias o de Humanidades). En la reforma que se pretende llevar a cabo, se suprime la Filosofía en los cursos de Ciencias, mientras que los alumnos de Humanidades contarían con 4 horas no obligatorias. De modo que sería perfectamente posible estudiar en las Escuelas Europeas, sea en la modalidad de Ciencias o en la de Humanidades, sin haber cursado ninguna materia de Filosofía. En resumen, la reforma prevista supondría la eliminación casi completa de la Filosofía en las Escuelas Europeas.

Desde la Red española de Filosofía (REF), consideramos que una reforma así supondría una grave merma de la calidad educativa de las Escuelas Europeas. Por eso, nos dirigimos a ustedes con el ruego de que reconsideren el proyecto en marcha. Permítanme que les exponga algunas consideraciones al respecto:

1. Los estudios de Filosofía proporcionan al estudiante cuatro tipos de formación:

a) Una formación instrumental en el uso riguroso del lenguaje oral y escrito, y en la comprensión de conceptos y problemas, lo que le ayuda a mejorar sus capacidades de razonamiento y comunicación;
b) Una formación transversal e interdisciplinar, que le permite conectar los diversos saberes del currículum y desarrollar una mayor capacidad de juicio para afrontar la complejidad del mundo contemporáneo;
c) Una formación histórica básica sobre los grandes sistemas de pensamiento que han configurado y siguen configurando la identidad política y cultural de Europa;
d) Y, por último, una formación integral que le ayuda a conciliar el conocimiento, la moral y la sensibilidad, y que es imprescindible para su maduración personal y cualificación profesional.

2. Diversos estudios empíricos realizados en los últimos años revelan que el alumnado que cursa estudios de Filosofía obtiene mejores resultados académicos en las pruebas de evaluación de competencias. Así lo ponen de manifiesto las pruebas de acceso al posgrado que se realizan en Estados Unidos (Graduate Record Examinations). Y lo mismo sucede en la Educación Secundaria: los países que mejor puntuación obtienen en el informe PISA (Finlandia, Canadá, Nueva Zelanda y Japón) conceden gran importancia a la formación en Filosofía.

3. En la Declaración de París en favor de la Filosofía (1995), la UNESCO dice: “La enseñanza de la filosofía debe mantenerse o ampliarse donde ya existe, implantarse donde aún no existe y ser nombrada explícitamente con la palabra filosofía, recordando también que debe ser impartida por profesores cualificados e instruidos específicamente a tal efecto y no estar supeditada a ninguna consideración económica, técnica, religiosa, política o ideológica”. Más recientemente, en su importante informe La Filosofía, una escuela de libertad (2007), la UNESCO atribuye a la Filosofía un papel formativo fundamental en las sociedades democráticas, y por ello considera que debe formar parte del currículum básico del alumnado en todos los sistemas educativos del mundo, desde la educación primaria hasta la universitaria.

4. En resumen, los estudios de Filosofía son una pieza clave del sistema educativo y de la propia sociedad democrática, pues contribuyen a la formación integral de niños y jóvenes, los familiarizan con la gran tradición del pensamiento occidental y los ayudan a afrontar con una mayor capacidad de juicio la complejidad del mundo contemporáneo.

Por todo ello, consideramos que la eliminación o reducción de los estudios de Filosofía en las Escuelas Europeas no supondría una mejora, sino más bien una merma de la calidad educativa de estas Escuelas.

Desde la Red española de Filosofía (REF), les rogamos que tengan en cuenta estas consideraciones y nos ponemos a su disposición para cualquier consulta que deseen realizarnos al respecto.

Les agradezco de antemano su atención y les envío un cordial saludo.

Antonio Campillo

Presidente de la REF

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: