Día Mundial de los Docentes

El déficit masivo de docentes seguirá privando del derecho a la educación primaria a millones de niños y niñas

• El 5 de octubre se celebra el Día Mundial de los Docentes para recordar que son una pieza fundamental para la consecución de una educación de calidad.
• El Instituto de Estadística de UNESCO calcula que para alcanzar el objetivo de la educación primaria universal de aquí a 2030 los países necesitarán contratar un total de 25,8 millones de docentes de primaria.

Coalición española Campaña Mundial por la Educación (CME), 2 de octubre de 2015.- El Día Mundial de los Docentes se celebra anualmente el 5 de octubre desde 1994. Este año se produce justo después de la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) en Nueva York. Esta es una oportunidad única para recordar el papel fundamental que los docentes deben desempeñar en la nueva agenda de la educación.
Déficit masivo de docentes
Hoy en día, al menos 74 países se enfrentan a una grave escasez de maestros, mientras que unos 59 millones de niños y niñas están excluidos de la enseñanza primaria y millones más lucha para aprender en aulas superpobladas. Para lograr que todos estos niños vean cumplido su derecho a la educación primaria en 2015, el mundo tendría que contratar a un extra de 2,7 millones de maestros de primaria, según datos del Instituto de Estadística de la UNESCO (IEU).

Del mismo modo, UNESCO calcula que para lograr la enseñanza primaria universal para el año 2020, por ejemplo, los países tendrán que contratar a un total de 10,9 millones de maestros de primaria. Esto incluye la creación de alrededor 2,2 millones de nuevos puestos de enseñanza y la sustitución de 8,7 millones de profesores que vayan a abandonar la profesión por jubilación. En 2030, la demanda total de docentes se elevaría a 25,8 millones, con cerca de 3,2 millones nuevos puestos necesarios para la educación primaria universal (EPU) y 22,6 millones restantes para compensar de abandono.

Compromisos internacionales

El nuevo objetivo mundial de educación, el ODS 4 y incurre a “garantizar una educación de calidad inclusiva y equitativa, y promover las oportunidades de aprendizaje permanente para todos”. La consecución de este objetivo es decisiva para alcanzar todos los demás ODS, pero el déficit masivo de docentes seguirá privando del derecho a la educación primaria a millones de niños, si no se adoptan nuevas medidas al respecto.

En la Declaración de Incheon aprobada en el Foro Mundial de Educación celebrado en mayo de 2015, se reconoció la importancia del empoderamiento de los docentes. En ese foro, 1.600 participantes de 160 países se comprometieron a velar “para que docentes y educadores estén empoderados, sean debidamente contratados, reciban una buena formación, estén cualificados profesionalmente, motivados y apoyados dentro de sistemas que dispongan de recursos suficientes, que sean eficientes y que estén dirigidos de manera eficaz”.
En la Cumbre de Oslo sobre Educación y Desarrollo, que tuvo lugar en julio de 2015, se hizo hincapié en la necesidad de aumentar las inversiones en formación de docentes. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible incluyen una meta específica en la que se propone que de aquí a 2030 “se aumente sustancialmente la oferta de docentes calificados, en particular mediante la cooperación internacional para la formación de docentes en los países en desarrollo, especialmente los países menos adelantados y los pequeños Estados insulares en desarrollo”.
Reivindicaciones desde la Campaña Mundial por la Educación

• Existencia de suficiente profesorado, que limite los ratios de alumnado en las aulas, pues esto es determinante en el aprendizaje.
• Del mismo modo, su formación y motivación marca de forma inequívoca los progresos dentro del aula y su capacidad, no sólo para transmitir conocimientos, sino para gestionar los problemas que puedan surgir en el aula, dar atención personalizada al alumnado y proponer fórmulas de enseñanza que ayuden a eliminar desigualdades, como por ejemplo las desigualdades entre niños y niñas.
• Así mismo, desarrollar planes presupuestarios de personal docente, con el fin de subsanar por completo el déficit de profesorado cualificado y distribuir dicho profesorado de manera equitativa.
• Calcular y publicar la proporción alumnado-profesorado cualificado, en su totalidad y en el sector público, incluyendo variaciones regionales, que deberá ser incluido en informes al Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC).
• Acometer una revisión sobre la equidad de género en los planes sectoriales de educación nacionales y desarrollar estrategias a largo plazo para contratar, formar, apoyar y compensar a las mujeres profesoras.
• Desarrollar e implementar estándares de formación elevados con referencia a estándares internacionales, y desarrollarlos conjuntamente con el personal docente.
• Garantizar una formación inicial previa para las personas que se incorporen a la docencia, que abarque, entre otros, conocimientos del tema, pedagogía y formación en diagnosis de las necesidades de aprendizaje de los y las estudiantes.
• Proporcionar formación continuada y desarrollo profesional a todo el profesorado y consolidar la formación adquirida.
• Garantizar que todo el profesorado reciba un salario digno y profesional. Negociar y acordar escalas salariales. Fortalecer el liderazgo escolar y promover la creación de comités de dirección en la escuela, que incluyan estudiantes, profesorado, padres y madres y miembros de la comunidad local.
• Asignar un mínimo del 20% del presupuesto nacional, o el 6% del PIB a educación, y al menos un 50% a educación básica. Asimismo, una proporción considerable de la financiación a la educación post-secundaria debería enfocarse hacia el desarrollo de programas de alta calidad para la formación del profesorado.

El cumplimiento del derecho a la educación para todos significa garantizar que cada niño, cada niña, cada joven y cada estudiante adulto desarrolle las habilidades que aporta una buena educación – desde la lectoescritura y la aritmética al pensamiento creativo y crítico – y para ello es esencial garantizar que todos y cada uno de los estudiantes tengan un maestro preparado. La clave está en que los políticos reconozcan y acepten la importancia de los maestros y de la enseñanza, y que implementen normativas, financiación y rendición de cuentas de manera consecuente.
La Coalición española de la Campaña Mundial de la Educación está formada por Ayuda en Acción, Educo y Entreculturas, quien asume la coordinación de la misma. A escala estatal participan en la SAME muchos otros organismos y ONG.

Para más información o entrevistas:

Vega Castrillo
Teléfono: 652901831
v.castrillo@entreculturas.org

Pilar Lara
Teléfono: 607643588
plara@ayudaenaccion.org

Olga García
Teléfono: 650 861 557
olga.garcia@educo.org

dmd

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: