Comments (3)

  1. ÁNGEL VICENTE VALIENTE SÁNCHEZ - Responder

    Don Emilio Lledó es un grande de la Filosofía española. Solo tiene un defecto: su amor por la Filosofía antigua, que en nuestros tiempos es imperdonable. Hoy tenemos que amar a Heidegger, pero no a Platón; a Wittgenstein, pero no a Plotino. Emilio Lledó nos ha ayudado a descubrir la grandeza de Platón, de Aristóteles, de Plotino. Bendito sea por ello.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: