Las personas con discapacidad intelectual también hacen filosofía

La Escuela de Pensamiento Libre de Valencia trabaja con aquellos “fracasados escolares” que el sistema de educación formal margina

Mientras que el sistema educativo formal ubica a las personas con diferentes capacidades intelectuales y mentales en el reducto del “fracaso escolar” o de la educación especial, la Escuela de Pensamiento Libre de Valencia propone algo distinto: las personas con discapacidad intelectual también piensan. Y no sólo piensan, sino que incluso hacen filosofía.

Cada año, reciben a un grupo de 25 alumnos -todos comienzan como “alumnos”, tengan o no discapacidad- donde más de la mitad suelen ser personas con discapacidad intelectual y el resto familiares, profesionales o profesores. Se reúnen periódicamente en el Palacete de Ayora, sede de la Universidad Popular en Valencia, para hacer filosofía. Al final del curso, todos ellos reciben el título simbólico de “maestro socrático”, lo que implica que “ya están preparados para ayudar a otras personas a pensar”.

Seguir leyendo

Fuente: La Vanguardia (03/12/2018)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: