Reportaje en El País: «Ética en las aulas: el debate»

«Los críticos con el tratamiento otorgado a la enseñanza de Ética en la Lomloe, especialmente agrupados en torno a la Red Española de Filosofía, denuncian la decisión de mezclar en una misma materia los valores éticos con los valores cívicos en vez de primar la dimensión puramente filosófica de la asignatura. Según esas críticas, la ley Celaá ignora el consenso parlamentario alcanzado en 2018. En aquella ocasión, en efecto, todas las fuerzas políticas del Parlamento alcanzaron una insólita unanimidad en la necesidad de la asignatura de Ética obligatoria en 4º de la ESO. El objetivo era completar un ciclo educativo de enseñanzas filosóficas: Ética en 4º de la ESO, Filosofía en 1º de bachillerato e Historia de la Filosofía en 2º de bachillerato. Hasta el Partido Popular, a quien el resto de fuerzas había criticado con dureza en el pasado con motivo de la ley educativa promulgada por el ministro de Educación José Ignacio Wert (la Lomce, donde Valores Éticos era una simple optativa a la asignatura de Religión), reculó y apoyó en 2018 la inclusión de la materia de Ética en la enseñanza secundaria.

‘No incluir Ética en 4º de la ESO es negar a los jóvenes el derecho a recibir una formación básica y rigurosa en filosofía moral impartida por profesorado especializado y en línea con lo que la sociedad demanda: un comportamiento ético responsable, tanto en la ciudadanía como en sus dirigentes’, denuncia la Red Española de Filosofía, formada por la Conferencia Española de Decanatos de Filosofía, el Instituto de Filosofía del CSIC y más de 50 asociaciones filosóficas de diferentes campos temáticos, niveles educativos y comunidades autónomas. También la plataforma Estudiantado en Defensa de la Ética, nacida en las redes sociales, critica duramente la ley.

‘No tenemos nada en contra de algo como Valores Cívicos; al contrario, está muy bien que los chicos sepan lo que son los derechos, la Constitución, la igualdad, etcétera, pero lo que decimos es que eso, formulado así, no basta’, explica Esperanza Rodríguez, presidenta de la Comisión de Educación dentro de la Red Española de Filosofía y profesora de Filosofía en el Instituto Margarita Salas de Majadahonda (Madrid) durante más de 20 años: ‘No sirve de nada aprender de memoria los derechos humanos o los porcentajes de desigualdad que existen, lo importante es que el alumno piense si serían posibles otras cosas y por qué, y que resuelvan dilemas morales y sean capaces de decidir qué derechos están por encima de otros: eso es lo que hace la Ética’.»

Artículo completo disponible en el siguiente enlace: LOMLOE: Ética en las aulas: el debate | EL PAÍS Semanal | EL PAÍS (elpais.com)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: