Ha muerto el filósofo mexicano León Olivé

León Olivé nació en Ciudad de México, en 1950. Estudió matemáticas en la Facultad de Ciencias de la UNAM y luego cursó la maestría en filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Realizó el doctorado en la Universidad de Oxford, donde trabajó sobre filosofía de la ciencia, epistemología y filosofía política y social. Se doctoró con la tesis The Significance of Epistemological and Ontological Preconceptions in three Sociological Theories of the State. Fue investigador del Instituto de Investigaciones Filosóficas de México desde 1985, y director de este centro entre 1985 y 1993. De 1993 a 1996 fue el primer Coordinador del Consejo Académico del Área de Humanidades y de las Artes de la UNAM. Desde 2009 era Director del Seminario de investigación sobre Sociedad del Conocimiento y Diversidad Cultural.

La trayectoria intelectual de Olivé se desarrolló en tres campos: 1) la epistemología y la filosofía de la ciencia y de la tecnología; 2) el análisis de las relaciones interculturales (problemas sociales, culturales, éticos y políticos); 3) el estudio de las relaciones entre la ciencia, la tecnología y la sociedad, incluyendo problemas éticos de la ciencia y la tecnología. Es autor único de diez libros. Ha editado doce libros colectivos y publicado más de 140 artículos de investigación, así como más de 40 artículos de divulgación. Ha dirigido más de 30 tesis de posgrado. Recibió el Premio de Investigación en Ciencias Sociales y Humanidades de la Academia Mexicana de Ciencias en 1988. En 2006 le fue otorgado el Premio Universidad Nacional en Investigación en Humanidades, por la UNAM, y en 2007 el Premio “Heberto Castillo” del Gobierno del Distrito Federal, México, en el área de “Ciencia, educación y sociedad”.

León Olivé es hoy uno de los filósofos más influyentes de Iberoamérica. A lo largo de más de treinta años, ha tratado de elaborar una epistemología pluralista que rechaza tanto las posiciones dogmáticas –la idea de que existe una única forma de pensamiento–, como el relativismo nihilista que afirma que cualquier punto de vista es tan válido como cualquier otro. La epistemología pluralista ha permitido a Olivé desarrollar una filosofía original y socialmente comprometida.

También ha hecho importantes contribuciones al estudio del multiculturalismo, proponiendo un modelo de sociedad que atienda a la diversidad cultural mexicana y diseñe políticas adecuadas para ella. Su modelo plantea formas de organización social y política que permitan el desarrollo autónomo de los pueblos indígenas, incluido el aprovechamiento de los recursos naturales de los territorios que ocupan, mediante el establecimiento de relaciones sociales justas que faciliten la realización de sus capacidades y de sus planes de vida.

León Olivé falleció en Irapuato la noche del 9 de febrero, casi en la madrugada del 10. Llevaba ya un par de años con problemas de salud, pero el desenlace ha sido muy rápido e inesperado. Tenía solo 66 años.

Para el próximo mes de Julio, Miguel Angel Quintanilla, Ana de la Cueva y Javier Echeverría le estaban preparando un simposio de homenaje, que ahora será póstumo, en el marco del Congreso Iberoamericano de la Ciencia y la Tecnología, que tendrá lugar en Salamanca y en el que participarán también Ambrosio Velasco, Reyes Mate, Francisco Álvarez, Eulalia Pérez Sedeño, etc.

Junto con Reyes Mate y Oswaldo Guariglia, León Olivé formó parte desde sus orígenes en 1992 del Comité Editorial de la Enciclopedia Iberoamericana de Filosofía (EIAF), que justamente este año publicará su útimo volumen, y de cuyo consejo académico también forman parte Miguel Giusti y Concha Roldán.

La EIAF es un proyecto de investigación y edición puesto en marcha por el Instituto de Filosofía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IFS-CSIC, Madrid), el Instituto de Investigaciones Filosóficas de la Universidad Nacional Autónoma de México (IIF-UNAM) y el Centro de Investigaciones Filosóficas (Buenos Aires). Desde la EIAF se han impulsado los Congresos Iberoamericanos de Filosofía y en el IV y último de ellos, celebrado en Santiago de Chile en 2012, se acordó que la EIAF se constituyera en lo sucesivo como una asociación de la que formaran parte los miembros del comité académico del proyecto, para garantizar la continuidad de los congresos. Como secretaria gestora de la misma, Concha Roldán, directora del IFS-CSIC, se comprometió a impulsar el V Congreso Iberoamericano de Filosofía, que tendrá lugar en México, organizado por Ambrosio Velasco, ex presidente de la AFM, y Pedro Stepanenko, actual director del IIF de la UNAM.

León Olivé fue siempre un impulsor incansable de la EIAF, de los Congresos Iberomericanos de Filosofia y de los Congresos sectoriales de Filosofía de la Ciencia y la Tecnología, disciplinas a las que tanto aportó.

Se nos ha ido un querido colega y amigo, pero afortunadamente tenemos su obra para poder perpetuar su memoria.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: